Marvelous Marvin Hagler vs Thomas Hearns. Combate del año 1985

Tabla de contenidos

Marvelous Marvin Hagler vs Thomas Hearns fue un combate por el título mundial del peso medio y tuvo lugar el 15 de Abril de 1985. Fue uno de los combates más feroces y brutales del boxeo, una guerra. Fue considerada la pelea del año 1985 según la revista.

Marvelous Marvin Hagler vs Thomas Hearns

El combate tan solo duró ocho minutos, 481 segundos que deleitaron a todo seguidor de este deporte. Una obra maestra que pasaría a la historia del noblearte. Una ferocidad, intensidad y brutalidad difícil de plasmar en palabras. Un enfrentamiento entre los dos mejores boxeadores de la época, con el permiso de Sugar Ray Leonard y Roberto Durán. Un combate que fue bautizado como “la guerra”.

Como sucede en muchos otros grandes enfrentamientos de este calado. La intensidad verbal entre ambos boxeadores se fue acentuando cuanto más se acercaba el combate. Se veían las caras continuamente a lo largo de la espectacular gira que dieron por las principales ciudades de los Estados Unidos.

Hearns llegaba al combate habiendo conquistado los títulos mundiales en la división de los Welter y Superwelter. Si lograba la victoria lograba conquistar su tercer título mundial. Llegaba a la pela con 26 años y 10 victorias, 34 de ellas por KO y una sola derrota.

Para lograr el ansiado tercer título Tommy Hearns debía vencer a alquien que había defendido el título en diez ocasiones, Marvelous Marvin Hagler. El campeón mediano llegaba con 60 victorias y 50 KO’s, 2 nulos y 2 derrotas.

El combate

El combate empezó endiablado. Un combate de esos que no puedes ni pestañear o te vas a perder algo importante. Se dieron con todo, pero también fue un espectáculo de esquivas. El combate perfecto. Parecía un coliseo, un combate entre el tracio Espartaco y Crixo. La faceta más sangrienta del boxeo.

Hagler arrancó el combate con poderosos golpes. Le dejó catar a su rival una muestra de su poder y de sus intenciones. Conectó una gran izquierda que impulsó a Hearns.

Todo el mundo esperaba la famosa derecha de un Hearns que estaba golpeando sin piedad. Cuando logró reubicarse tras las primeras y malintencionadas ráfagas de su rival entró en cólera y se sumó a la fiesta lanzando grandes combinaciones y un gran uppercut que sin lugar a dudas Hagler sintió. Finalmente conectó su famosa derecha pero cuando esta mano llegó Hagler no pareció acusarla. Una y otra vez. Todo esto en tan solo 20 segundos de combate.

Lo que vino después no fue menos intenso. Los dos estaban peleando el primer asalto como si les fuera la vida en ello. Ambos conectaron y encajaron golpes de miedo. Al final del primer asalto Hagler comenzó a sangrar. Finalmente sonó la campana.

Muchos expertos coinciden en que este primer asalto es uno de los mejores asaltos que se han visto en toda la historia del boxeo.

En el segundo asalto Hagler siguió con su plan de cazar a un Hearns agotado tras el frenético primer asalto. Sin embargo no desistió, continuó enfrentándose al mejor mediano de todos los tiempos.

Tras el combate se supo que Hearns se había roto la mano con su famosa derecha.

El tercer asalto era posiblemente la última esperanza para Hearns, o lograba el KO o no podría continuar con esa agonía. Su resistencia se estaba agotando por momentos y las piernas cada vez pesaban más. Finalmente el referee detuvo el combate para que el doctor bloqueara el derrame. Aprovechó también para preguntarle a Hagler si podía ver con claridad. A lo que Hearns contestó “¿Acaso estoy fallando golpes?”.

Nada mas reanudarse el enfrentamiento Marvin Hagler logró conectar una imponente derecha que apagó las luces a Thomas Hearns. Con la mirada perdida, una extraña sonrisa en el rostro y las piernas temblorosas retrocedió hacia las cuerdas. El referee Richard Steele decidió detener el combate.

Se habló mucho de una revancha, pero al final nunca llegó a materializarse. Y quizá fuera mejor así.

Después del combate

Marvin Hagler realizó dos combates más. El primero ante John Mugabi, al que venció por KO y posteriormente volvería a realizar la pelea del año ante Sugar Ray leonard cayendo derrotado a los puntos. Después del enfretamiento se mudó a Italia y se casó con una mujer italiana.

Hearns continuó boxeando muchos años. Venció por KO en 4 de los 5 combates que realizó, los dos últimos por el deseado título mundial de los medianos. Posteriormente caería ante Iran Barkley, su bestia negra. También quedó en tablas ante Sugar Ray Leonard en el combate de revancha que disputaron en el 89.

Se retiró en 2006 con un record de 61 victorias, 48 KO’s, 5 derrotas y un nulo.

 

Si te ha parecido interesante este artículo puedes compartirlo haciendo clic en los botones de abajo. 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Te gusta escribir sobre boxeo?

Si tienes afán periodístico y eres un amante del boxeo y quieres colaborar con nosotros no lo dudes y contáctanos.
Estaremos encantados de publicar tus crónicas!

Suscríbete a nuestro blog

Ingresa tu email para recibir más artículos como este.