Jack Dempsey vs Jess Willard. La mayor paliza de la historia

Tabla de contenidos

El 4 de Julio de 1919 tenía lugar una de las primeras y mayores palizas de la historia, Jack Dempsey vs Jess Willard.

A más de 40º grados, a pleno sol y con guantes de 5 onzas. En esos tiempos no había límite de cuentas y cuando un púgil era derribado, el combate se reanudaba nada mas incorporarse.

Algunos combates eran una auténtica carnicería, como el caso que nos ocupa.

Al sonar la campana Dempsey se lanzó a por su rival con especial dureza, y no tardó en derribarlo, hasta 7 veces en el primer round.

La última caída, fue justamente al sonar la campana, Dempsey celebró la victoria y se dirigió hacia los vestuarios. Pero el combate no había finalizado, Willard había sido derribado después de sonar la campana.

Rápidamente corrieron avisar a Dempsey. Willard, con el rostro ensangrentado, nariz y alguna costilla rota, los ojos totalmente cerrados y algunos incisivos menos, quería continuar.

Aguantó estoicamente durante tres rounds.

Una auténtica paliza

Si te ha parecido interesante este artículo puedes compartirlo haciendo clic en los botones de abajo. 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Te gusta escribir sobre boxeo?

Si tienes afán periodístico y eres un amante del boxeo y quieres colaborar con nosotros no lo dudes y contáctanos.
Estaremos encantados de publicar tus crónicas!

Suscríbete a nuestro blog

Ingresa tu email para recibir más artículos como este.