Edwin Valero

Edwin Valero

Nacido en las accidentas calles de Valencia, Venezuela, Edwin Valero fue un niño marginado. Un niño que crecio donde jugar a las peleas era algo mucho más serio a la par que normal. Este temperamento se canalizó a través del boxeo a la edad de 12 años.

Se convirtió en un destacado aficionado que derribaba a personas que nunca habían probado el lienzo y con un récord final de 86-6 con 57 KOs como boxeador amateur. Fue campeón nacional amateur por tres años consecutivos; Su resistencia, su poder puro y su intensidad lo convirtieron en un luchador único considerado por muchos un monstruo de la naturaleza.

 La mayoría de los entrenadores de boxeo de Venezuela estaban impresionados por el talento del joven y emocionados por lo que el prometedor futuro que auguraba.

Muchos dijeron que tenía un talento natural para pelear y que se con buenos entrenadores y asesores podría llegar a ser un boxeador único. Se quedó en 5 “6 y pesaba 120 libras, pero con todo su arsenal. Era un tipo de máquina diseñada para destruir.

Mikey García, campeón de peso ligero del CMB había tenido problemas con él. No solo declaró que golpeó fuerte, sino que solía noquear a los compañeros de entrenamiento todo el tiempo. Edwin Valero siempre iba a matar constantemente. Como un hombre poseído, Valero reconoció que quería lastimar a la gente. Su táctica inusual incluiría “quitar sus armas”, lo que significa golpear sus brazos continuamente para que ronda tras ronda; no fueran capaces de levantar sus manos.

El 5 de febrero de 2001, Edwin Valero sufrió un grave accidente de motocicleta sin usar casco. A los 19 años, antes de hacer su debut profesional, se fracturó el cráneo y se sometió a una cirugía para eliminar un coágulo de sangre.

No se convertiría en profesional hasta el 9 de julio de 2002, venciendo en dos minutos a su primer oponente. Conquistó la victoria de sus primeros 17 oponentes en el primer asalto. El poder absoluto, la agilidad y la capacidad de lanzar innumerables golpes fuertes lo hacían parecer un rival imposible de vencer. Se convirtió en el mejor prospecto para salir de Venezuela en 30 años y, con razón, destruyó a todos los luchadores que entraron al ring con él, una demoledora máquina de picar carne.

En 2004, cuando Valero tenía un récord de 12-0, la idea de llegar a lo mas alto era ya una realidad tras firmar por Golden Boy Promotions. Pero una suspensión le impidió boxear en los Estados Unidos. Pero Valero continuó haciendo su trabajo en el gimnasio y entrenando todos los días. Él nunca se detuvo. Tenía todo lo necesario para ser en una superestrella en el boxeo, no pelearía en EE. UU. Sino en otros lugares hasta el 2009.

En 2006, Valero luchó por su primer título mundial: el cinturón de peso súper pluma de la AMB contra Vincente Mosquera. Fue la primera vez que un combate de Edwin Valero duraba mas de dos asaltos

Mosquera mostró agallas y corazón cuando se levantó y continuó luchando, pero también lo hizo Valero después de ser derribado en el tercero. Ronda tras ronda, Valero castigaría a su oponente hasta la décima cuando finalmente se produciría una detención.

Valero logró convertirse en uno de los boxeadores mas temidos del momento. Continuaría haciendo cuatro defensas de su corona de peso súper pluma antes de ascender para desafiar el título de peso ligero del CMB. Durante este tiempo, fue eliminando a todos sus oponentes por la vía rápida.

Ganaría peso para un mejor desafío. La lucha contra Antonio Pitalúa mostró el nivel al que estaba Valero, capaz de eliminar a boxeadores de clase mundial con facilidad. La pelea duraría solo 3 minutos y 49 segundos y Edwin Valero se convertiría en un campeón mundial de dos pesos. Valero castigó a su rival lanzando frenéticos golpes a su rival sin respuesta. Valero necesitaba una prueba más dura.

El 6 de febrero de 2010 sería la última vez que Edwin Valero subía a un ring. Lo hacía contra Antonio DeMarco. La ventaja de 4 “de altura para DeMarco solo lo ayudaría momentáneamente, mantendría a Valero a raya y bajo su control en las dos primeras rondas. En esa segunda ronda DeMarco golpeó a Valero involuntariamente con el codo, la sangre emanaba sobre el rostro de Valero. Eso provocó la ira y el posterior castigo de Valero durante los siguientes siete asaltos, aterrizando a voluntad en combinaciones hasta que DeMarco decidiera sentarse en su banquillo en el décimo asalto.

Había muchos misterios que giraban en torno a la vida y la muerte de Edwin Valero. Antes de que llegara la muerte de su esposa, se llevaron a cabo muchas denuncias de agresión contra él. Su esposa tenía moretones y marcas, por lo que Valero fue tratado durante seis meses de rehabilitación psiquiátrica. Finalizaría con el asesinato de su esposa y la suya propia. Supuestamente se sucidaba en su celda. Hay quien cree que debido a su imagen en Venezuela, creía que le bastarían para salir de la cárcel.

Podría haber sido esto lo que llevó a los oficiales de la prisión a matar a Edwin Valero en lugar de suicidarse. José Castillo, quien era el gerente de Valero en el momento de su muerte, declaró que “no lo hizo, lo mataron”.

La desaparición de Edwin Valero se convirtió en una de las muchas historias trágicas en las que se desperdiciaba un talento.

Edwin Valero era un gran boxeador, pero incluso desde sus raíces era una persona violenta. Sus demonios lo acabaron llevando al infierno.

Edwin-Valero

ESTADÍSTICAS

 

Nombre: Edwin Valero

Alias: El Inca

Nacionalidad: Venezuela 

Fecha nacimiento:

Muerte: 

Altura: 

Alcance: 

Combates:

Victorias: 

Derrotas: 

Empates: 1

EDWIN VALERO VIDEO

Documental Edwin Valero

Añade aquí tu texto de cabecera